Historia

Historia polifacética

La historia de la rectoría de Kenkäveronniemi, también llamada la Gran Rectoría, comienza desde hace más de 550 años. La primera casa rectoral fue construida en este lugar a mediados del siglo XV. Según lo que se conoce de ella, no fue gran cosa, ni más importante que una sencilla cabaña que mantenía el humo del hogar en su interior.  En aquella época la rectoría estaba ubicada en una isla, que el párroco de la parroquia de Savilahti compró parcialmente con su propio dinero y parcialmente con los fondos de la parroquia. Hasta el siglo XIX Kenkäveronniemi seguía siendo una isla adonde se accedía a través de un pequeño puente desde la costa.

La casa parroquial de Kenkäveronniemi ha sido testigo de todas las fases de la historia, tanto las de la región de Mikkeli, como las de nuestros vecinos del oeste y del este. Ha permanecido en su lugar durante la matanza de la “Guerra de las Mazas” de 1596-1597, y durante la destrucción causada por las tropas rusas.

La cultura de las casas rectorales ha sido muy importante en la historia de la educación y de la cultura en nuestro país. Las rectorías fueron desde siempre los centros de la vida cotidiana de sus regiones. Sus habitantes estaban en permanente interacción con sus entornos. Los párrocos estudiaban los fenómenos nacionales y sociales, y luego los transmitían al pueblo desde los púlpitos de las iglesias. Las casas parroquiales servían de ejemplo tanto para la forma de vivir y la vestimenta, como para el desarrollo de la agricultura. En las bibliotecas de las parroquias se encontraban tanto las enciclopedias de medicina como los manuales de agricultura. Los párrocos – los pastores – aconsejaban al pueblo durante sus encuentros en las bodas, funerales, bautizos y en cualquier ocasión, donde se encontraran con sus parroquianos.

También la rectoría de Kenkäveronniemi ha sido siempre la precursora del bienestar espiritual y material en la localidad. Ha sido también el centro de la vida parroquial, donde la cultura tenía un papel destacado. Las nuevas ideologías y las nuevas tendencias han sido siempre recibidas con agrado. La vida social ha sido siempre animada, y estrechos los contactos con los grandes hacendados de la vecindad. Las personas de categoría procedentes de la ciudad de Mikkeli y de toda la región visitaban asiduamente la casa rectoral durante las fiestas. En la rectoría de Kenkäveronniemi se celebraban cumpleaños y santos, se organizaban tertulias y círculos de costura, y muchos eventos de carácter religioso. En la Gran Rectoría también se celebraban las fiestas del primero del Mayo, pero para festejar el comienzo de un nuevo año eclesiástico.

Durante el verano en el patio y los jardines se celebraban alegres fiestas al aire libre, donde se ofrecían los productos del propio jardín, entre otros. El porche que daba al jardín se utilizaba mucho, para comer o para tomar café cuando el tiempo lo permitía. Cuando los invitados eran muchos, la comida se colocaba en el jardín, en varias mesas cubiertas de mantelería blanca.

No obstante, la vida social ajetreada terminó en 1969, cuando el entonces párroco se trasladó a vivir a un piso de la ciudad. Los edificios de la rectoría quedaron prácticamente abandonados y durante un cierto período la casa principal incluso fue destinada al duro uso industrial.

La época de la decadencia de la rectoría de Kenkäveronniemi tuvo lugar en un período de tiempo en el que no hubo apoyo social para las tradiciones ni para la conservación de lo antiguo en general. No obstante, poco a poco los valores volvieron a cambiar y se comenzó un animado debate sobre la conservación de la casa principal.

El renacimiento de este edificio cultural e históricamente valioso, que había vivido muchas etapas y causado hasta enemistades motivadas por el debate sobre su uso, comenzó en 1988 después de unas décadas de abandono. En dicho año la ciudad de Mikkeli y la parroquia rural acordaron realizar un intercambio de terrenos, con lo cual la finca de la rectoría pasó a pertenecer a la ciudad. Más tarde la ciudad decidió restaurar el edificio principal conforme al plan de explotación del sector de arte e industria de Mikkeli y de la asociación distrital de la organización Marta perteneciente a la región de Savo-Karjala.